Sindicatos

Libertad para afiliarse a un sindicato

Los trabajadores y trabajadoras son libres de formar sindicatos y afiliarse a sindicatos de su elección, y no podrán ser expulsados ​​de un sindicato por motivos discriminatorios. El derecho de los trabajadores/as a la libertad de asociación en los sindicatos es un derecho fundamental Constitución Española (art. 7 y 28) que dispone que todo trabajador/a, con Constitución Española (art. 7 y 28) que dispone que todo trabajador/a, con ciertas excepciones, tiene el derecho de decidir si afiliarse a un sindicato o no. Este derecho fundamental está regulado por la Libertad de Asociación de la Ley Orgánica de Libertad Sindical (11/1985) y el Estatuto de los Trabajadores. Este derecho está ligado a los derechos de información de los trabajadores y trabajadoras, las consultas y la participación a través de sus representantes. Todos los empleados/as (con excepción de los altos ejecutivos, es decir, directores generales) están representados por los /las representantes electos y no hay distinción entre los representantes de trabajadores o trabajadoras de cuello azul o de cuello blanco.
Las empresas no tienen la obligación de promover los sindicatos pero no pueden reprimirlos. Es al empleado/a a quien corresponde iniciar el proceso de elecciones.
La libertad de asociación y representación incluye los siguientes derechos: derecho a afiliarse libremente a cualquiera de los sindicatos (o a ninguno); derecho a fundar sindicatos sin autorización previa; derecho a elegir representantes de los trabajadores; y derecho a participar en actividades sindicales.

De acuerdo con la Ley Orgánica 9/2015, la Policía Nacional tiene derecho a un sistema especial de la libertad de asociación, ya que los miembros de la Policía pueden establecer sus propios sindicatos, pero no pueden unirse a los sindicatos generales. Esta ley actualizada también regula medios y garantías para el ejercicio de la actividad sindical, y se establecen las responsabilidades por las actividades de estos sindicatos. La policía también podrá designar representantes para la seguridad y salud en el trabajo y podrá participar en el Consejo de la Policía, un órgano de representación paritaria de la dirección y el personal que tiene como objetivo, entre otras funciones, mediar y conciliar en las medidas de acción colectiva y participar en el establecimiento de las condiciones de trabajo.

Libertad de negociación colectiva

La Constitución Española garantiza el derecho a la negociación colectiva. Si el acuerdo cumple con ciertos requisitos legales, se clasifica como un "convenio colectivo estatutario", y será aplicable a todos los trabajadores y trabajadoras y las empresas dentro de la unidad de negociación, si: (1) el empresario es miembro de la organización empresarial que firma el acuerdo; y 2) si el trabajador/a está afiliado al sindicato. Los convenios colectivos podrán sector. Los términos y condiciones de sector. Los términos y condiciones de empleo se regirán no sólo por la Ley del Estatuto de los Trabajadores y demás normativa vigente en cada momento, sino también por las disposiciones de un convenio colectivo. La empresa deberá aplicar el convenio colectivo de la industria o actividad a la que se dedica principalmente.

Si un acuerdo no cumple con todos los requisitos legales, todavía será jurídicamente vinculante, pero sólo para aquellos que pertenecen a las organizaciones que negociaron y firmaron los convenios colectivos ("legales adicionales"). REAL DECRETO 7/2011 reforma la negociación colectiva, dando una mayor prioridad a los convenios de empresa sobre el sectorial de múltiples empresas (ya sea nacional, regional o provincial) en asuntos tales como salario básico y los suplementos, horas extraordinarias, horario de trabajo y cambio en la distribución del trabajo, categorías profesionales, tipo de contratos y medidas de conciliación de la vida laboral.

(Real Decreto 2/2015, Estatuto de los Trabajadores Art. 4 (1c))

Derecho a huelga

La Constitución Española reconoce el derecho de los trabajadores y trabajadoras a la huelga. Las huelgas se acuerdan por mayoría simple de los trabajadores de la empresa y deben ser comunicadas por escrito a las empresas afectadas y a las autoridades laborales con cinco días de antelación (diez días para los servicios públicos esenciales). Los trabajadores no pueden ser objeto de sanciones por hacer huelga y ni pueden ser reemplazados por otros trabajadores. Durante la huelga, el contrato se considera que está suspendido; los trabajadores no tienen derecho a los salarios y estarán en una situación especial en la Seguridad Social. Se respetará la libertad de los trabajadores/as que no quieran sumarse a la huelga. Del mismo modo, algunos trabajadores/as pueden estar obligados a continuar con su trabajo si tienen que proporcionar a la empresa servicios de seguridad o de mantenimiento (servicios mínimos). Las empresas no pueden llamar a trabajadores/as temporales o reclutar trabajadores con contratos de duración determinada para sustituir a trabajadores/as en huelga.

(artículo 28 de la Constituition Española, Real Decreto N º 2/2015, Estatuto de los Trabajadores Art.4 (1e), Real Decreto 17 / 1977 del 4 de marzo de 1997 sobre Relaciones Laborales)

Regulaciones sobre sindicatos

  • Ley del Estatuto de los Trabajadores (Real Decreto 1/1995)/Royal Decree No. 1/1995 enacting the Workers' Statute, last amended by Royal Legislative Decree 2/2015 of 23 October
  • Ley Orgánica 11/1985, de 2 de agosto, de Libertad Sindical/Freedom of Association Organic Law 11/1985
  • Real Decreto-ley 17/1977, de 4 de marzo, sobre relaciones de trabajo/Royal Decree 17/1977 of 4 March, 1997 on labour relation
Citar esta página © WageIndicator 2017 - Tusalario.es - Sindicatos